Mi mejor amiga está muy emocionada, pues este año celebrará la primera navidad de su bebé, que ya tiene un año más o menos. Su preocupación es que la mayoría de sus adornos para la decoración navideña no son a prueba de niños. Su bebé está empezando a caminar, explorando el mundo a su alrededor y el mayor temor de mi amiga es encontrarla masticando las apetitosas luces del árbol y decenas de esferas rotas en el suelo. Cuando tienes niños pequeños es importante adaptar las tradicionales decoraciones navideñas para que sean divertidas y seguras para ellos. Aquí te daremos varios consejos para que decores tu casa sin poner en riesgo a tu hijo.

– Si los niños son muy pequeños, trata de poner pocos ornamentos en la parte inferior del árbol. Páralos junto a éste y mide su altura y la de su brazo extendido. Esa es la zona en donde no debes poner demasiados adornos. Reserva aquellos que puedan romperse para la parte superior y coloca en la inferior sólo cintas o muñecos rellenos que, en caso de caer en sus manos, no comprometan su seguridad.

– Revisa que los enchufes donde conectarás las luces del árbol de navidad queden ocultas detrás de este. Trata de no utilizar extensiones eléctricas o luces que tengan fallas.

Leer noticia completa »


Suscribirse

Ingresa tu e-mail:

Busca Decoraciones Infantiles

Enlaces Interesantes

Hazte Fan