Si tienes un niño con necesidades especiales, tiene problemas de aprendizaje o cualquier otra condición, o tu hijo es completamente sano y sencillamente deseas brindarle un ambiente que contribuya a su desarrollo,  conviene que la decoración de su habitación sea capaz de estimular todos sus sentidos, potenciando al máximo sus capacidades y brindándole un espacio de relajación, calma y aprendizaje.

Sentido de la vista: el color es el mejor estímulo, además de coadyuvar en el estado de ánimo del niño. Recuerda que el rosa es un color que promueve el afecto; mientras que el amarillo estimula la energía. El naranja estimula el apetito y las habilidades comunicativas, los azules y verdes tienen un efecto relajante. Juega con dos o tres tonos según los efectos que desees conseguir.

Leer noticia completa »


Suscribirse

Ingresa tu e-mail:

Busca Decoraciones Infantiles

Enlaces Interesantes

Hazte Fan