Se acerca la llegada del recién nacido y surge la pregunta, ¿Cómo vamos a decorar la habitación del pequeño? Estamos acostumbrados a la idea de que un cuarto infantil debe ser un ambiente estimulante donde él bebe tenga todas las herramientas necesarias para fomentar su desarrollo, y sin embargo, esta forma de pensar es exactamente de lo que debemos cuidarnos. El exceso de estimulación es tan preocupante como su ausencia puesto que este promueve un estado de alerta constante que podría repercutir en la capacidad de concentración del niño. El secreto radica en encontrar un balance adecuado que promueva el desarrollo sano del infante. La respuesta a esto? La decoración infantil al estilo simple chic.

Simple chic es una forma minimalista de decoración que aboga por el espacio vacío manteniendo un sentido de estilo y armonía; este estilo promueve el uso de colores suaves como los pasteles que crean un ambiente de calma y relajación, la habitación del niño se convierte en el espacio donde él (o ella) puede estar tranquilos.

Los juguetes almacenados en cómodas o baúles son una forma fenomenal de mantener la simpleza visual y que tiene como valor agregado ese extra espacio que es indispensable para el trabajo paternal.

Así, cuando les corresponda decorar no solo os hagáis la pregunta de “¿Qué colocamos?, también pregunta “¿Qué podríamos eliminar?”, recuerda que para los psicólogos la habitación es una proyección del mundo interno, por lo cual un ambiente limpio y tranquilo es el reflejo de una personalidad organizada y en paz.

Imágenes: Apartmenttherapy 

Puedes seguir las respuestas a este post mediante nuestro RSS 2.0 feed. Puedes dejar una respuesta, o trackback desde tu sitio.

Articulos relacionados

Deja un Mensaje


Suscribirse

Ingresa tu e-mail:

Busca Decoraciones Infantiles

Enlaces Interesantes

Hazte Fan