Los niños tienden a acumular pequeños tesoros, muñequitos o pequeños objetos que les agradan, que les gustan, que les inspiran… Sin embargo, mantener todos esos pequeños tesoritos ordenados, siempre a salvo y sin correr el riesgo de que se pierdan, no es tarea fácil. Es por eso que me parece muy buena idea incluir en la decoración de la habitación de los niños o en su espacio de juegos, algunos expositores cuya única función sea mantener siempre ordenados y a la vista todos esos pequeños objetos a los que tanto cariño le tienen.

Una alternativa original y diferente pueden ser estos dos expositores:

Este en un llamativo color rojo con forma de manzana.

Y este otro en color verde con forma de pera.

Por su diseño, se trata de elementos muy llamativos que podrían crear un foco de atracción visual colocados sobre cualquier pared.

Ambos diseños cuentan con varios estantes que permiten colocar todos esos pequeños objetos. Es como una repisa pero a pequeña escala y pensada para colocar en ella sólo algunas cosas.
Resulta tan original que se puede llegar a convertir en todo un pequeño museo de cositas lindas. Un museo muy particular y divertido que se puede modificar en cualquier momento, todo depende de las preferencias de los pequeños. ¡Ellos son los que manadan, organizan y deciden sobre sus propios objetos!

Fotos: Bambinogoodies

Puedes seguir las respuestas a este post mediante nuestro RSS 2.0 feed. Puedes dejar una respuesta, o trackback desde tu sitio.

Articulos relacionados

Deja un Mensaje


Suscribirse

Ingresa tu e-mail:

Busca Decoraciones Infantiles

Enlaces Interesantes

Hazte Fan