En artículos anteriores les hemos brindado ideas para diseñar una habitación compartida para dos niñas, una para preadolescentes y otra para niñas un poco más pequeñas. Para cerrar esta serie de artículos en los que te hemos enseñado a aprovechar el espacio, te presentamos una habitación de 13.2 metros cuadrados ideada para ser compartida por una niña pequeña y su hermanita bebé.

Para esta habitación se ha seleccionado una paleta de colores muy suave y delicada, en la que predominan el rosa y el blanco. Las paredes están pintadas en franjas de dos tonos de rosa, mientras que los muebles mantienen sus líneas sencillas y son de color blanco. Estas dos pequeñas tienen necesidades muy diferentes, dado su rango de edad, por lo que se ha colocado una pequeña cama y una cuna, además de un pequeño escritorio para las tareas.

Tanto el escritorio como la cama y cuna se han colocado pegados a las paredes, para dejar libre el espacio del centro, pues de este modo la bebé cuenta con una superficie libre de obstáculos para poder jugar y gatear sobre una cómoda alfombra, mientras que se ha instalado una  mesita con sillas para los juegos de las pequeñas. Dada la estructura sencilla de la cuna, ésta podrá ser reemplazada por una cama cuando sea necesario sin necesidad de modificar la habitación por completo.

Aunque no sale en el plano, es importante colocar algún closet o cómoda para almacenar la ropa de las niñas que se sea lo suficientemente espacioso para contener sus objetos, además de espacio para almacenar juguetes y otras pertenencias. Con esta distribución es posible lograr un ambiente cómodo para ambas, en el que se tengan en cuenta sus necesidades.

Imágenes: Shelterness

Puedes seguir las respuestas a este post mediante nuestro RSS 2.0 feed. Puedes dejar una respuesta, o trackback desde tu sitio.

Articulos relacionados

Deja un Mensaje


Suscribirse

Ingresa tu e-mail:

Busca Decoraciones Infantiles

Enlaces Interesantes

Hazte Fan