¿Imaginas vivir con dos niños en un apartamento de apenas una habitación? A este dilema se enfrentó Jordan Ferney: un apartamento increíblemente pequeño de una habitación para cuatro personas, pero con un poco de creatividad logró solventar el problema del espacio a la hora de dormir: convirtiendo un armario en una pequeña habitación para sus dos niños. Aquí te hablaremos de su original solución.

El espacio del closet comenzó sólo con una cuna, para su primer bebé y luego se transformó en una pequeña cama para niños. Retiraron las divisiones internas del armario, pintaron de blanco y colocaron un lindo mural, un par de repisas con objetos decorativos más coloridos y juguetes. Con la llegada de su segundo hijo, transformaron el espacio en una suerte de litera con una cuna y una pequeña cama.

La cama es hechas a la medida con la ayuda de un buen carpintero, mientras que la cuna es una modificación de una cuna sencilla de Ikea, con una baranda deslizable. Ambas están bien aseguradas a la pared por medio de tornillos, así que ambas estructuras son seguras. El lugar está pintado de blanco y tiene luces internas para hacerlo lucir menos congestionado. Las notas de color se integran a través del uso de lencería de colores, detalles y juguetes exhibidos. Si bien no es lo ideal, es una buena solución temporal al problema del espacio, no les parece?

Fuente: OhHappyDay

Puedes seguir las respuestas a este post mediante nuestro RSS 2.0 feed. Puedes dejar una respuesta, o trackback desde tu sitio.

Articulos relacionados

Deja un Mensaje


Suscribirse

Ingresa tu e-mail:

Busca Decoraciones Infantiles

Enlaces Interesantes

Hazte Fan