Si vives con niños, estarás familiarizado con el horrible momento en que pisas un bloque de Lego en la oscuridad. Y es que los juguetes pequeños y  las piezas diminutas tienen la tendencia a perderse para aparecer en los lugares menos indicados. Sin embargo, proporcionarles a los pequeños contenedores apropiados para almacenarlos (y mantenerlos alejados de tus pies) ayudará a solventar esta situación. Pensando en ello, te traemos esta sencilla labor en la que debes reciclar unos envases de yogurt y convertirlos en unos cubos para juguetes pequeños con mucho estilo.

Necesitarás:

– Cubos de yogurt o cualquier otro contenedor plástico

– Papel kraft o de envolver

– Marcadores negros

– Pegamento

Instrucciones:

– Con un trozo de papel periódico envuelve el contenedor plástico para crear un molde que utilizarás para cortar el papel de envolver.

– Corta el papel kraft utilizando el molde. Decóralo con el marcador antes de pegarlo, puedes hacerle caras, dibujos, lo que desees. En el ejemplo se han copiado los rostros de los muñequitos de Lego.

– Cubre con el pegamento el bote de plástico y cúbrelo con el papel decorado. Deja secar. Si quieres hacerlo un poco más sólido y duradero, recubre el papel pintado con una ligera capa de ModPodge y deja secar.

Fuente: Pysselbolaget

Puedes seguir las respuestas a este post mediante nuestro RSS 2.0 feed. Puedes dejar una respuesta, o trackback desde tu sitio.

Articulos relacionados

Deja un Mensaje


Suscribirse

Ingresa tu e-mail:

Busca Decoraciones Infantiles

Enlaces Interesantes

Hazte Fan