Si te enfrentas a la decoración de una habitación infantil y el primer obstáculo con el que te has encontrado es el espacio disponible, a continuación te propongo tres ideas sencillas que te pueden ayudar a economizar el espacio obteniendo mejores resultados tanto a nivel funcional como estético.

Si la habitación infantil es compartida y son imprescindibles dos camas, colocarlas en ”L” contribuye a que el centro de la habitación quede libre, pudiendo aprovechar el espacio para crear una práctica zona de juegos.
El espacio que queda en la esquina, entre ambas camas, resulta perfecto para colocar una práctica mesa de noche compartida.

Las camas nido son una alternativa perfecta para ahorrar espacio cuando se precisa una cama extra en el dormitorio. De esta manera tendrás dos camas en el dormitorio sin que ello suponga una pérdida de espacio.
Por otro lado, normalmente también tendemos a ubicar casi por inercia la mesilla de noche en un lateral de la cama. Sin embargo, si la colocas detrás de la misma, podrías ganar algo de espacio sin perder comodidad.

Si necesitas espacios de almacenaje extra, aprovecha el gran espacio que queda libre bajo la cama. Unas cestas o cajas serán perfectas para guardar los juguetes o parte de la ropa de los pequeños aprovechando un espacio que de otra manera quedaría vacío e inutilizado.

Puedes seguir las respuestas a este post mediante nuestro RSS 2.0 feed. Puedes dejar una respuesta, o trackback desde tu sitio.

Articulos relacionados

Deja un Mensaje


Suscribirse

Ingresa tu e-mail:

Busca Decoraciones Infantiles

Enlaces Interesantes

Hazte Fan