Al pensar en habitaciones infantiles, la mayoría de las personas tienen en mente un lugar lleno de colores brillantes y muchos objetos, juguetes y otros acentos decorativos que rayan en lo estridente. Sin embargo, muy pocas personas se atreven a decorar las habitaciones infantiles o juveniles en colores tan neutros como el blanco y el negro. Por arriesgado que pueda parecer, esta combinación tan clásica y sobria puede resultar fantástica para la decoración de habitaciones infantiles.

Las habitaciones blancas pueden hacer temblar a muchos padres, pues es obvio que en las paredes y muebles se notan mucho más las manchas, por no decir que luce muy apagado y desabrido. Sin embargo, puedes considerar una habitación en blanco con detalles en colores fuertes y constrastantes. La ventaja? Puedes cambiar la decoración con tan sólo mover las sábanas y agregar o cambiar los detalles. En cuanto a la limpieza, materiales lavables y resistentes serán suficientes.

El negro es otro color que nunca es contemplado como una opción a la hora de decorar habitaciones juveniles o infantiles. No se trata de pintar todas las paredes de negro, sino de aprovechar su profundidad para dar toques decorativos, como fondo de una habitación cuyo tema sea el espacio exterior, el delineado de la silueta de una ciudad o como lienzo para colocar fotografías o cuadros.

Los límites merecen ser traspasados en muchísimas ocasiones, sobre todo en lo que a diseño y decoración se trata. es posible obtener resultados asombrosos desafiando las convenciones.

Imágenes: Houzz

Puedes seguir las respuestas a este post mediante nuestro RSS 2.0 feed. Puedes dejar una respuesta, o trackback desde tu sitio.

Articulos relacionados

Deja un Mensaje


Suscribirse

Ingresa tu e-mail:

Busca Decoraciones Infantiles

Enlaces Interesantes

Hazte Fan