Las habitaciones infantiles son lugares magníficos para experimentar y divertirse con los colores, pues la mayoría de los pequeños adoran los tonos brillantes y la variedad. Lo más importante es encontrar el color que corresponda a la personalidad de tus niños y para ello nada mejor que dejarle escoger por si mismo la paleta de colores que utilizarán. No te desesperes, estamos aquí para ayudarte dándote ideas para manejar y combinar el color preferido de tu hijo en la decoración. 

Rosa: Este es uno de los colores más comunes cuando pensamos en diseñar la habitación de una niña. Aunque sea un poco cliché, es posible trabajar con él para no sentirse dentro de una burbuja de chicle. Utiliza diversos matices brillantes de rosa en un par de paredes,combinados con rosa pálido o blanco  y deja el piso en un tono neutral. Agrega notas de colores con la lencería y alfombras.

Rojo: El rojo es un color difícil, pues dependiendo del tono elegido puede ir perfecto o arruinar la decoración. Si es demasaido brillante, puede ser abrumador y si es demasiado profundo, puede oscurecer la habitación.   Sin embargo, un rojo en un matiz rico y equilibrado combinado con telas de patrones divertido puede ser un color agradable y cálido. Recuerda pintar sólo una pared o dos de este tono y no toda la habitación, además de contrastarlo con juguetes y objetos decorativos divertidos.

Pasteles: Los colores suaves, que tienden más bien al blanco crean una atmósfera de relajación y calma, lo que resulta perfecto para las habitaciones de bebés. Combínala con detalles en blanco para que no resulte aburrida y luz cálida para resaltar su efecto placentero y equilibrado.

Imágenes: ImproveHome

Puedes seguir las respuestas a este post mediante nuestro RSS 2.0 feed. Puedes dejar una respuesta, o trackback desde tu sitio.

Articulos relacionados

Deja un Mensaje


Suscribirse

Ingresa tu e-mail:

Busca Decoraciones Infantiles

Enlaces Interesantes

Hazte Fan