Siempre se ha dicho que la comida entra por los ojos y creo que es cierto. Cuando vi estos tarros pensé que eran manualidades para niños, pero no, son pasteles individuales y deliciosos para comer desde el tarro. Al mismo tiempo son una sensacional y apetecible receta para realizar con los peques. Se necesitan muy pocos ingredientes y la base son esos pasteles que vienen listos para hacer en el microondas.

El primero es un delicioso pastel a base de nutela, crema de queso y bizcocho, al que se le ha añadido una cucharadita de colorante rojo comestible para dar color. El segundo es el tarro de bizcocho arco iris al que también se le han añadido colorantes de cocina para lograr los colores. El truco está en cocinar el bizcocho para microondas dentro del tarro, una vez esté hecho dejar enfriar, sacar una capa de pastel, añadir el condimento a gusto y en tantas capas como deseemos.

El color y aspecto dependerá de los glaseados y colorantes utilizados. Se puede servir al momento a dejar enfriar en la nevera, donde pueden mantenerse tapados hasta 5 días. Si tomáis yogur de los que vienen en envases de vidrio pensad en guardar los tarros, así los podréis utilizar para hacer deliciosas creaciones y sorprender a vuestros niños y sus invitados con un pastel original.  Además es una idea original para una fiesta infantil!

Fotos: Babble

Puedes seguir las respuestas a este post mediante nuestro RSS 2.0 feed. Puedes dejar una respuesta, o trackback desde tu sitio.

Articulos relacionados

Deja un Mensaje


Suscribirse

Ingresa tu e-mail:

Busca Decoraciones Infantiles

Enlaces Interesantes

Hazte Fan