Decorar la habitación de un niño es una delicia para cualquier decorador de interiores, pues les permite experimentar con colores inusuales  y diseños originales. Los niños no conocen límites. Sin embargo, la pieza clave para decorar la habitación de un niño es la cama. Lograr que este mueble sea tan funcional como atractivo y seguro puede representar un reto, es por ello que hoy te brindamos algunos consejos para que sepas cómo escoger una cama para tu pequeño.


– Es importante que conozcas los gustos de tu hijo, habla con él para indagarlo y tratar de extraer ideas que puedan complacerle.

– El tamaño de la cama es importante. Recuerda que está en crecimiento y si bien es cierto que una cama pequeña puede ser muy delicada y tierna, tendrás que invertir unos años más tarde en otra; sobre todo si se acerca a la adolescencia. Una cama individual es ideal para estos años, aunque si el espacio lo permite, será ideal cambiarla por una doble para cuando sea adolescente.

– Las camas temáticas son maravillosas y divertidas, pero los niños crecen y transforman sus gustos con una velocidad pasmosa. Si no deseas invertir en mobiliario cada cierto tiempo, es mejor que escojas un diseño sencillo y neutro, que puedas transformar pintándola o con distintos juegos de lencería.

– El espacio  es fundamental para escoger una cama. Si es demasiado pequeño, puedes probar con camas tipo loft, de campaña o deslizables, que supondrán aún más diversión para ellos. Recuerda medir el espacio antes de comprar la cama.

– Para fomentar el sentido de organización y limpieza, es importante que los niños cuenten con suficiente espacio para almacenar sus juguetes y pertenencias, por lo que una cama con gavetas o contenedores bajo ella serían ideales.

Imágenes: GethomeDesign

Puedes seguir las respuestas a este post mediante nuestro RSS 2.0 feed. Puedes dejar una respuesta, o trackback desde tu sitio.

Articulos relacionados

Deja un Mensaje


Suscribirse

Ingresa tu e-mail:

Busca Decoraciones Infantiles

Enlaces Interesantes

Hazte Fan