He visto el trabajo de Sabrina Soto en esta habitación para bebés en tonos neutros y el look final es sencillamente fantástico; tanto que he almacenado las fotografías para usar la paleta de colores en algún proyecto futuro. Esta hermosa habitación es luminosa, delicada y perfecta para cualquier bebé sin importar su sexo. Echemos un vistazo y estudiemos los detalles.

En esta habitación unisex para bebés se ha apostado por los colores neutros. Las paredes son completamente blancas y el suelo de madera. El mobiliario sencillo pero funcional consta de una cuna en madera sólida de tintes oscuros, un armario y una cómoda con gavetas cuya parte superior sirve como superficie para cambiar el pañal. Del mismo modo, se han incorporado una butaca gris claro y una mesilla moderna en blanco, con una lámpara muy sencilla, perfectas para crear un rincón especial para amamantar al bebé.

La inyección de color viene dada en primer lugar, por una gran alfombra de rayas amarillas y blancas, que se convierte en el punto focal del espacio. Un trozo de tela (de Marimeko) junto a la cuna y un puff de color azul complementan la decoración. Del mismo modo, los libros agrupados en las repisas blancas, el cobertor de la cuna, algunos almohadones y cojines son el toque final de alegría y personalidad.

Es importante destacar tres aspectos: el minimalismo en el mobiliario, menos es más en este caso; la profusión de colores, pero ajustados a una paleta definida: colores primarios, sólidos y mezclados con blancos y negros; muchas texturas que se complementan y luz, mucha luz. Ese es el secreto para obtener una decoración equilibrada, elegante y delicada.

Fuente: SabrinaSoto

Puedes seguir las respuestas a este post mediante nuestro RSS 2.0 feed. Puedes dejar una respuesta, o trackback desde tu sitio.

Articulos relacionados

Deja un Mensaje


Suscribirse

Ingresa tu e-mail:

Busca Decoraciones Infantiles

Enlaces Interesantes

Hazte Fan