El dibujo y la pintura son formas en las que el niño aprende a expresar sus emociones y pensamientos de una forma lúdica y estimulante, esta actividad promueve la creatividad de los más pequeños y su motricidad fina por lo cual es ideal para su desarrollo; además que exhibir sus obras de arte les estimula a seguir creando. Convierte un rincón en una galería de arte en tu casa, tus pequeños artistas estarán encantados. 

Con unos pocos materiales económicos podemos convertir las paredes de nuestro hogar en un museo de las obras maestras de los más pequeños, para hacerlo necesitamos los siguientes materiales:

– 2 rollos de papel contact uno blanco y otro con un estampado de madera.

– Un exacto

– Una regla

– Un Borrador para pizarra de marcador

– Marcadores borrables

Para hacer los lienzos medimos con una regla para obtener el tamaño deseado y cortamos un pedazo de papel contact con estampado de madera, luego cortamos un segundo pedazo blanco más pequeño que el anterior, pegamos con cuidado el papel blanco en el centro  de tal forma que el papel decorado sirva como un marco, finalmente pegamos nuestros lienzos en la pared y listo, le entregamos los marcadores a los chicos y dejamos que desaten su imaginación.

Como alternativa, podemos cortar el papel de distintas formas, como óvalos,  o triángulos, o con formas de animales, el resultado final es un lindo y sencillo cuadro donde los niños pueden pintar sin temor a ensuciar.

Fuente: HandmadeCharlotte

Puedes seguir las respuestas a este post mediante nuestro RSS 2.0 feed. Puedes dejar una respuesta, o trackback desde tu sitio.

Articulos relacionados

Deja un Mensaje


Suscribirse

Ingresa tu e-mail:

Busca Decoraciones Infantiles

Enlaces Interesantes

Hazte Fan