Hay quienes piensan que el color negro es un tanto sobrio y frío para una habitación infantil y lo destierran completamente de las opciones a la hora de decorar habitaciones de niños o jovencitos. Sin embargo, si tienes en mente crear un espacio moderno en el cual sea sencillo cambiar el ambiente con un par de detalles, entonces podrías darle a esta clásica combinación una segunda oportunidad. Revisa estas habitaciones infantiles en blanco y negro al estilo escandinavo para inspirarte.

Ni demasiado serio ni muy sombrío. Una habitación en la que se utilizan tonos tan básicos como el blanco y negro para lograr una atmósfera limpia y luminosa, además de elegante y moderna, es una excelente idea. Lo mejor es que los colores de las paredes y muchos accesorios podrán acompañar a tu hijo a medida que crece, pues es muy sencillo integrar otros elementos para dar un giro inesperado al conjunto. Con sólo cambiar los cobertores de la cama, colgar otros posters o cambiar las cortinas tendrás un efecto diferente.

Otra ventaja de las decoraciones infantiles en blanco y negro es la posibilidad de jugar visualmente con el tamaño del espacio, pues si utilizas esta combinación de forma adecuada podrás crear una sensación de profundidad e iluminación ideal para aumentar visualmente las proporciones de la habitación. También podrías utilizar pintura negra tipo pizarra en las paredes para crear un espacio interactivo y lúdico.

El estilo escandinavo, por otra parte, otorga una belleza cálida, serena y minimalista a la decoración de habitaciones infantiles, ideal para mantener el orden y la luminosidad en un lugar dedicado al descanso e incluso al trabajo intelectual.

Imágenes: ScanvianDeco

Puedes seguir las respuestas a este post mediante nuestro RSS 2.0 feed. Puedes dejar una respuesta, o trackback desde tu sitio.

Articulos relacionados

Deja un Mensaje


Suscribirse

Ingresa tu e-mail:

Busca Decoraciones Infantiles

Enlaces Interesantes

Hazte Fan